Disney pide a jueza de Florida que desestime una demanda del distrito supervisor

0
474
Vista del palacio de la Cenicienta en el parque temático Magic Kingdom en Lake Buena Vista, Florida (EE.UU.). Imagen de archivo. EFE/Álvaro Blanco

Miami, (EFE).

La compañía Walt Disney solicitó este viernes a una jueza de Florida (EE.UU.) que desestime una demanda interpuesta por una junta supervisora creada por el gobernador estatal, el republicano Ron DeSantis, con quien el gigante del entretenimiento mantiene un pulso legal desde el año pasado.

En un tribunal de Orlando, los abogados de Disney pidieron a la jueza de circuito Margaret Schreiber que desestime la demanda presentada en mayo por el Distrito de Supervisión de Turismo de Florida Central contra los esfuerzos de la firma para impedir la toma de control de los terrenos donde se asientan sus parques temáticos en este estado.

En la demanda, el distrito pide que se anulen unos acuerdos favorables a la compañía que fueron hechos por la anterior entidad supervisora, el Distrito de Mejoramiento Reedy Creek, y que violan una ley estatal.

Disney, que ya mantiene otro contencioso contra DeSantis en una corte federal en Tallahassee, capital del estado, defiende que cualquier decisión en este tribunal sería discutible en vista de que los acuerdos en cuestión ya fueron invalidados por una ley aprobada en el Congreso estatal, de mayoría republicana.

La compañía solicita a la magistrada que, si opta por no desestimar la demanda, el proceso se suspenda hasta que se resuelva la querella en Tallahassee interpuesta en abril pasado contra el gobernador, quien es uno de los candidatos a la nominación republicana para las elecciones presidenciales de 2024.

El Distrito de Supervisión de Turismo de Florida Central, creado este año por una ley promovida por DeSantis y quien se encargó de seleccionar a los miembros de su junta directiva, señala que sería incorrecto suspender el proceso en vista de que el resultado tendría consecuencias en el caso federal.

La demanda forma parte de la pelea que mantienen Disney y DeSantis, desatada luego de que un exdirectivo de la compañía criticara una ley que prohíbe abordar cuestiones de identidad de género y orientación sexual en las escuelas de Florida, norma conocida por sus detractores como “No digas gay”.

En respuesta, DeSantis firmó este año una ley que reconfiguraba el distrito Reedy Creek, a través del cual Disney gozó de autogobierno en sus parques temáticos durante más de 50 años, y lo cambió por el nuevo Distrito de Supervisión de Turismo de Florida Central, con miembros elegidos por él.

Walt Disney Company demandó al gobernador de Florida por llevar a cabo una campaña contra la empresa por motivos ideológicos e iniciar una campaña de represalias.

En una entrevista concedida el jueves al canal CNBC, el presidente ejecutivo de Disney, Bob Iger, mostró su respaldo al proceso legal y señaló que “la noción de que Disney está sexualizando a los niños es francamente absurda e inexacta”.

El pasado mes, los abogados de DeSantis pidieron a la corte federal que el juicio se celebre bien entrado 2025, es decir, mucho después de que termine el proceso de primarias del Partido Republicano e incluso los votantes hayan elegido al nuevo presidente de EE.UU. en las generales de noviembre de 2024.

El grupo Disney había propuesto el 15 de julio del próximo año como fecha para el comienzo del juicio, que coincide con la Convención Nacional Republicana que definirá al candidato de ese partido.

duracell-banner-ads