El Machu Picchu atenderá en julio con aforo de 4.044 personas al día pese a las protestas

0
567
Vista panorámica de la ciudadela incaica de Machu Picchu. Foto de archivo. EFE/Paolo Aguilar

Lima, (EFE).

La ciudadela incaica de Machu Picchu atenderá con normalidad en este mes, en el que está previsto una nueva ola de protestas, con un aforo de 4.044 personas al día y la venta de entradas se realizará en el lugar hasta por 1.000 boletos para el mismo día, pues el resto se hace por una plataforma digital, informó este viernes el Ministerio de Cultura.

La Dirección Desconcentrada de Cuzco, del referido ministerio, explicó, en un comunicado, que la denominada Llaqta de Machu Picchu atenderá con normalidad todos los días, en los horarios determinados, cumpliendo con el aforo de 4.044 personas por día.

Recordó que actualmente se pueden comprar las entradas en Machu Picchu Pueblo, el distrito en el que se ubican los restos arqueológicos, hasta por 1.000 boletos al día para ingresar ese mismo día o al día siguiente.

La atención de la boletería es desde las 6 de la mañana (11.00 GMT) hasta las 20.30 horas (01.30 GMT del día siguiente) en el Centro Cultural del distrito de Machu Picchu.

“Es necesario destacar el compromiso de las autoridades para brindar una grata experiencia a los que visiten Machu Picchu en los próximos días”, agregó el comunicado.

El ministerio también indicó que continuará dialogando con representantes de diversos gremios, autoridades y la sociedad civil, para mejorar el sistema de venta de entradas a Machu Picchu, ante la versión propalada en los medios de que las entradas estaban agotadas hasta agosto.

Los meses de julio y agosto son de temporada alta para los turistas nacionales y extranjeros en el principal atractivo de Perú, pues coincide con las vacaciones de verano del hemisferio norte y los festivos peruanos por fiestas patrias, el 28 y 29 de este mes.

A partir de este 19 de julio, diversas organizaciones sindicales y sociales han convocado a nuevas jornadas de protesta que esperan que lleguen a su momento álgido entre el 28 y el 29 de julio, cuando el país celebra su independencia.

Durante las manifestaciones antigubernamentales que se desarrollaron entre diciembre y marzo pasados, el Machu Picchu tuvo que cerrar sus puertas durante varias semanas, puesto que muchos ciudadanos de la zona bloquearon los ingresos.

duracell-banner-ads