¡Es hora de graduarse!

0
735
By Sandra Chiong

La  vida es una escuela,  un campus de  aprendizaje, donde tenemos que llevar asignaturas, cumplir requisitos, acumular créditos o notas para  poder  culminar con éxito  y  graduarnos. La Escuela de la  vida  nos lleva por etapas  y nos tocan asignaturas que no  siempre nos agradan, no obstantes son necesarias pasar, experimentarlas y vivirlas, para poder crecer. 

En la vida académica una asignatura siempre procura desarrollar habilidades en los  estudiantes. Y con la vida es igual, repetiremos la misma experiencia, mientras no hayamos podido desarrollar la habilidad  que la vida quiere que obtengamos a través de la expe-riencia que vivimos.  Muchos no entendemos esto y estamos reprobando  las materias en la vida, una y otra vez,  provocando   estancamiento en nosotros.  Y mientras no aprendamos  a superar estas  situaciones de vida, no habremos aprobado nuestras asignaturas. 

Por ejemplo,  hay gente que ha reprobado la materia  de finanzas, la vida les ha enseñado  que es necesario  ahorrar y no derrochar,   procurar no estar endeudados.  Sin embargo,  salen  de una deuda y se meten fácilmente en otra, malgastan el  dinero en lugar de planificar gastos y sanar las finanzas. No aprenden lo que la vida les quiere enseñar. Reprueban la asignatura y nunca se terminan de graduar.

La biblia dice: “Por el camino de la sabiduría te he encaminado, y por veredas derechas te he hecho andar. Proverbios 4.11. Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos. Salmos 32.8”. Todo lo que Dios permite en nuestras vidas es simplemente para encaminarnos a la sabiduría, entendimiento y para enseñarnos. Él quiere  que nos  graduemos. 

Enfócate en tu situación actual, qué trata de enseñarte  la vida  y apréndelo de una vez. Porque es hora de avanzar. 

Un nuevo nivel  te espera. ¡Es hora que nos graduemos!  

duracell-banner-ads