Llegó a Estados Unidos repentinamente quedó ciego y ahora quiere regresar a Nicaragua

0
595
Llegó a Estados Unidos repentinamente quedó ciego y ahora quiere regresar a Nicaragua.

Tayakán.com

Román Antonio González, de 48 años, nicaragüense, que vivía en Costa Rica, al ver la oportunidad de los viajes a Estados Unidos, tomo la decisión de iniciar su travesía, esperando con ilusión mejorar su vida. En octubre del 2022 entró a USA y llego a San Antonio-Texas con su pareja nicaragüense, donde se quedaron en ese lugar a buscar una oportunidad.

Según el reporte de Texas Nicaragua Community en marzo del 2023, comenzó a tener dolores fuertes de cabeza y mareos que trató de controlar con analgésicos, pero los síntomas continuaban, hasta que un día se levantó completamente ciego, para asombro de él y de su pareja y otras personas que compartía el apartamento.

Estas personas al verlo en esa condición que no podía ver, decidieron ir a dejarlo al hospital allí le detectaron una bacteria que le estaba afectando la vista, el oído y parte de cerebro lo que le perjudicaba tener balance para caminar, la bacteria ya había avanzando en su organismo y tenía que darle tratamiento de inmediato y no le garantizaban que el tratamiento funcionara.  Estuvo tres meses en el hospital y solo, pues fue abandonado por su pareja.

Al no responder nadie por él, al salir de alta lo llevaron a un albergue.

Este joven perdió el 60% de la vista, parte de la audición y está aprendiendo a usar el andarivel.

Esta allí desde que salió del hospital a finales de Julio.

Las personas con las que vivía, (su expareja y otra persona) no le querían entregar sus pertenencias a pesar que él se las había pedido en varias ocasiones ya que dentro de sus cosas estaba su pasaporte nicaragüense, que sin eso no podía regresar.

Según la entidad de asistencia a migrantes, explicó que el día de ayer procedieron a contactar a esas personas por teléfonos, y la expareja y otra persona dijeron no tener sus pertenencias, situación que obligó a Texas Nicaragua Community a advertirle a la ex pareja del afectado, que iban a reportarlo a la policía por robo de identidades. Al final le llevaron sus documentos al albergue ayer mismo en la noche.

“Tener documentos de otra persona y no quererlos entregar es un delito de robo identidad” Sostiene la organización.

No tiene como regresar a Nicaragua

González, agradeció el gesto de la organización y les expresó: “estaba muy preocupado porque aparte de la situación de mi salud no tenía la forma para regresar a Nicaragua, desde que salí del hospital les pedía mis documentos y nadie daba respuesta”.

Ayer a altas horas de la noche le llegaron a entregar su pasaporte y cédula nicaragüense.

Ahora el nicaragüense le preocupa no tener dinero en sus bolsillos. “Gracias a Dios tengo algo para comer al día en el albergue, pero ya me dicen que es tiempo que me vaya, y no quiero ir a la calle sin medicina y sin poder trabajar” comparte desesperado.

Solicita a través de la ONG que le ayuden con un boleto de retorno a Nicaragua.

“Yo no pido dinero, lo que quiero es regresarme, mi madre se ha enfermado de ver mi situación y quiero regresar vivo , aquí ya no hago nada, Dios me dio una segunda oportunidad de vivir, quiero regresarme, por favor ayúdenme”, termino diciendo con su voz quebrada.

La organización brinda estos números de teléfonos si desean apoyar al joven nicaragüense : +1 (281) 704-9881 Por Zelle, cashApps, Venmo.  

O a traves de la plataforma de Facebook.

“Esto nos va ayudar a trasladarlo de San Antonio a Houston y tomar un vuelo a Nicaragua.

Entre todos podemos ayudarle a regresar” enfatiza la organización.

Reporte brindado por Texas Nicaraguan Community

duracell-banner-ads