En un 60 % sube el costo del famoso «BX» en la ciudad de León

0
1279
Foto | Cortesía

Redacción Central: Tayakán.com

El «BX» es la palabra que por “antonomasia” consiste en sustituir un nombre apelativo por la cualidad que lo caracteriza o que se le atribuye a algo.  Tiene un origen asociado a la comida del parrandero y tomador (así nació) en León: gallo pinto remojado con caldo de carne (con suerte te salía un pedazo), ensalada y tortilla.

“BX” Un platillo deseado por miles de leoneses por su bajo costo, en el año 2017 se cotizaba a 35 córdobas ahora ese mismo se compra a 70 córdobas.

Comenzó con la sobra de la fritanga luego esta delicia más económica y preferible que un servicio entero fue mejorando y después llevaba consigo trozos de carne de cerdo o res. Según el fritanguero Jorge Díaz de León,  explica que se llama “BX” porque significa #BacanalXtremo o #BajonXtremo.

Bajón Extremo es bien cotizado en la ciudad universitaria

Contexto de su origen

El famoso BX, podemos decir la cena más cotizada en León, donde turistas nacionales y extranjeros es inevitable que cuando vengan a la ciudad de León y no compren su “bajón extremo”.

Para el extranjero George Scott, quien lleva más tres meses hospedado en la ciudad universitaria, asegura a este medio que todas las noches va a las famosas fritangas leonesas por un BX.

¿Qué lleva el BX? una porción de gallo pinto con un pequeño trozo de carne de cerdo o res, ensalada y tortilla, a un precio de 30 o 40 córdobas. Su precio es el más asequible entre los asados y el más cotizado en los diferentes puestos de fritanga ubicados en esta ciudad.

En los últimos tres años el negocio de fritangas donde se encuentran los BX se ha proliferado

¿Cómo se fue extendiendo el famoso “BX” por toda Nicaragua?

Carmen Reyes, quien tiene más de 15 años de vender fritangas en León comparte, que el Bajón Extremo (BX) surgió hace 20 años. En puestos de fritangas del mercado Santos Bárcenas, conocido popularmente como La Estación, cuando los estudiantes universitarios de diferentes partes de Nicaragua, llegaban a cenar, muchos de ellos en busca de comer algo económico hasta en horas de la madrugada, después de una fiesta.

“En aquel entonces el “BX” tenía un costo de 5 córdobas y la frase fue inventada por los chavalos del barrio El Coyolar y estudiantes universitarios, quienes iban a comprar gallo pinto, también le decían combito, B3, bajón, hilacha, X y económicos, al final se quedó como BX (bajón extremo), que hasta los extranjeros saben pedir un “BX” cuenta la vendedora de fritangas.

Ahora es un lujo comerse todos los días un BX, en menos de cinco años ha subido en su precio hasta en un 60 % : “Es normal el arroz, los frijoles, el repollo; todo lo que lleva un BX ha subido de precio es por ello que esta comida exquísita también tenemos que subirle su costo, porque si no perdemos, no tendremos ganancias”  Se refirió a este medio Esperanza, quien oferta este rico platillo nocturno.

duracell-banner-ads