Wyndham Clark supera la presión y conquista el Abierto de Estados Unidos

0
514
EFE/EPA/ETIENNE LAURENT

Los Ángeles (EE.UU.), (EFE).

El golfista estadounidense Wyndham Clark se proclamó este domingo campeón de la 123 edición del Abierto de Estados Unidos contra pronóstico y conquistó de esta forma su primer ‘major’.

Clark, que había llegado al domingo como colíder del torneo en Los Ángeles (EE.UU.) junto a su compatriota Rickie Fowler, firmó el par en la última ronda y con -10 en total resistió el acoso durante toda la jornada del norirlandés Rory McIlroy, que fue segundo con -9 acumulado (par también en la cuarta jornada).

De 29 años, Clark consiguió en mayo el primer triunfo en el PGA Tour en su carrera al llevarse el Wells Fargo Championship.

Esta era su primera ocasión superando el corte en este ‘major’ y Clark tuvo la calma para hacer valer sus magníficas tarjetas de jueves, viernes y sábado, todas ellas bajo par. El domingo firmó ‘su peor día’ pero fue suficiente para levantar el trofeo.

La última carga de presión este domingo la recibió al terminar McIlroy su recorrido, quien jugó un ‘putt’ largo de doce metros para ‘birdie’ y se quedó a pocos centímetros de lograrlo. Remató para una tarjeta definitiva de 70 golpes y con -9 sólo quedaba esperar la llegada de Clark y descubrir si habría o no desempate.

El de Denver tuvo dos golpes desde el ‘green’ para ganar y el ’putt’ más importante de su vida fue de 18 metros muy bien dirigidos que quedaron a pocos centímetros de la bandera. Lo concretó y rompió a llorar mientras su familia y amigos saltaban a abrazarle.

Faltó alguien muy importante, su madre, fallecida por un cáncer mientras él estuvo en la universidad. Por eso fue la primera persona de quien se acordó.

“Siento como si mi madre estuviera mirándome hoy. Te echo de menos mamá. He trabajado muy duro por mucho tiempo para un momento así. Es mi momento, gracias”, afirmó.

“Sentí la presión en los últimos nueve hoyos, pero me convencí de que podía hacer esto”, comentó sobre las sombras de golfistas de talla mundial que le perseguían como McIlroy o Scottie Scheffler.

Y es que el partido que iba justo por delante de Clark, el disputado por Scheffler y McIlroy, fue el gran atractivo del día: dos estrellas que se contagiaron en su camino por el título y que rápidamente se situaron entre los cuatro primeros con un Fowler que perdía fuerza.

Clark buscó el triunfo desde el primer hoyo, estrenando su día con un ‘birdie’ en el 1 que complementó después con dos en el 4 y el 6. En la segunda parte de su recorrido sumó otro en el 14 y sufrió con dos ‘bogeys’ en el 15 y el 16 cuando más apretaba McIlroy.

El norirlandés vio frenada su amenaza al título con un ‘bogey’ en el 14, cuando al realizar el ‘approach’ al ‘green’ su pelota quedó enterrada en una de las paredes del búnker cercano a bandera. Clark, pocos minutos después y como si estuviera recibiendo notificaciones del otro partido, firmó el ‘birdie’ en el 14 para volver a -12 y tomar algo de aire.

“Estuve muy cerca. Luché, estuve ahí hasta el final. El ‘bogey’ del 14 hizo que mis opciones se esfumaran”, lamentó McIlroy.

RAHM CIERRA CON BUEN SABOR DE BOCA

Sin opciones de título, Jon Rahm al menos cerró su participación en el Abierto de EE.UU. con un buen sabor de boca gracias a su mejor tarjeta de la semana: -5 este domingo para terminar con -3 en total empatado en la décima posición.

La clave, como había manifestado en los días previos, era rematar con el ‘putt’ los buenos golpes anteriores. El de Barrika consiguió este objetivo sobre todo en los primeros nueve hoyos, en los que firmó cinco ‘birdies’.

Aún habría tiempo para uno más en el 11 y para culminar el día jugando en el par del campo hasta el 18. Sólo ensució ligeramente su gran papel del domingo el ‘bogey’ en el quinto hoyo, donde en ninguno de los días previos se había complicado.

“Muy contento con lo de hoy, tenía confianza en hacer una vuelta así, estaba en mí, tenía confianza en mi juego. He comenzado como un tiro y he logrado aguantar. Porque en los últimos seis hoyos no son nada fáciles”, indicó.

Su compatriota Sergio García culminó su participación con par el domingo y cerró con +2 entre los treinta primeros del torneo. Estuvo mejor en la última ronda el también español David Puig con -3 y un digno +4 en la general.

Por su parte, el chileno Joaquín Niemann terminó su domingo con +3 (+3 en la general) fuera de los treinta primeros. Por debajo acabaron el colombiano Sebastián Muñoz (+2 en la cuarta ronda, +6 en total) y el mexicano Abraham Ancer (+1 en la última ronda, +7 acumulado).

duracell-banner-ads