Más de 33.200 damnificados y 41.500 aislados dejan cinco días de intensas lluvias en Chile

0
582
Fotografía que muestra una vía destruida frente a un edificio con riesgo de caída, consecuencia de un socavón debido a las fuertes lluvias en la zona, el 23 de agosto de 2023, en la ciudad de Viña del Mar (Chile). EFE/Cristóbal Basure

Santiago vive su invierno más lluvioso en 14 años, cuando inició la megasequía

Santiago de Chile, (EFE).

La capital chilena vive su invierno más lluvioso en los últimos 14 años gracias a las intensas precipitaciones de los últimos días y al temporal del pasado junio y grandes lagunas que llevaban años vacías han vuelto a llenarse.

Según la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), entre martes y miércoles cayeron cerca de 53,5 milímetros de agua y en lo que va de invierno hay más de 186 milímetros de agua acumulados.

“Este agosto es el mejor de los últimos ocho años en Santiago y el invierno total -contando junio, julio y agosto- desde el inicio de la megasequía”, dijo Gianfranco Marcone, meteorólogo del canal nacional Tele13.

Las precipitaciones en Santiago cortaron caminos y provocaron la suspensión de clases en algunos municipios, además de inundaciones y desbordes en zonas cercanas a la cordillera de Los Andes, pero los daños fueron mínimos comparados con la situación que se vive en la zona centro-sur.

“No tenemos riesgo de corte de agua potable. La turbiedad del río está controlada y tenemos los respaldos suficientes para asegurar la continuidad del agua potable”, informó la ministra de Obras Públicas, Jessica López en referencia a la actividad de los ríos Maipo y Mapocho, que suministran agua a Santiago.

Según el último reporte, el temporal se ha cobrado la vida de al menos cuatro personas y hay más de 41.500 personas aisladas en distintas localidades del sur, especialmente en las regiones de Maule y Bíobio.

“”No se proyectan nuevos eventos de precipitaciones que sean significativos en la zona centro-sur durante los próximos tres días””, señaló este jueves el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve.

La laguna Aculeo, ubicada en Paine, en la periferia de la capital, era uno de los símbolos de la megasequía que afecta a la zona central de Chile pero, tras cinco años completamente seca volvió a llenarse de agua debido a las intensas lluvias.

Chile es el país con mayor crisis hídrica de todo el hemisferio occidental y cerca del 80 % de su territorio está afectado por la sequía desde hace una década y media, según ambientalistas.

Los expertos lo achacan la falta de agua a la escasez de lluvias, pero también al régimen de propiedad de agua, que se encuentra en un 80 % en manos privadas, principalmente de grandes empresas agrícolas, mineras y de energía.

duracell-banner-ads