Crisis NO, oportunidad SI

0
483
By Sandra Chiong

En esta ocasión quiero compartirte sobre la Resiliencia. Según la
física, este término describe la capacidad que tienen algunos
materiales para recuperar su forma o su posición original después de
haber sido sometidos a una fuerza de doblado, de estiramiento o de
compresión. Esto hace referencia a la capacidad de recuperarse y
adaptarse a situaciones adversas.
A lo largo de nuestra vida, pasamos por eventos o situaciones, que no
siempre están planeados por nosotros, sufrimos de embates, de crisis,
diagnósticos médicos que no esperábamos, perdidas de personas,
negocios, de empleos, de cosas materiales, tsunamis, pandemias,
terremotos, inundaciones, emigraciones, divisiones familiares etc. Nos
topamos con el choque entre nuestras expectativas y nuestra realidad.
Lo que pensamos que iba a ser vs lo que realmente es. Lo que
soñábamos podíamos alcanzar vs lo que realmente obtuvimos. Los
sucesos abruptos en ocasiones, nos paralizan, porque no sabemos
cómo reaccionar, no sabemos cómo manejar, estos necesitan de una
dosis de resiliencia.
Ser una persona resiliente es tener la capacidad de aprovechamiento de
la experiencia que estamos pasando, para obtener un beneficio no
planeado y así tener un mejor control de las situaciones estresantes,
convirtiéndolas en oportunidades de crecimiento. Sin ésta, podemos
sucumbir, colapsar, claudicar, estancarnos, ante las eventualidades de
la vida o peor aún, fracasar y frustrarnos.
Esto me hace recordar, Romanos 8:28 PDT : “Sabemos que Dios obra
en toda situación para el bien de los que lo aman, los que han sido
llamados por Dios de acuerdo a su propósito.” Dios obra en cualquier
eventualidad que estás viviendo, para tu bien, el peor panorama de tu
vida, Dios lo convierte en la mayor obra de arte. Dios usará esto, no
para destruirte sino para bendecirte. No es una crisis, sino tu gran
oportunidad ¡ No es tu final, sino un nuevo comienzo¡.

duracell-banner-ads