Lobo marino vuelve al agua tras rescate en Argentina con heridas en el cuello

0
371
Un lobo marino fue reintroducido este martes al mar en Argentina luego de ser rescatado semanas atrás fuera de su hábitat por la Fundación Mundo Marino en una playa de provincia de Buenos Aires con una herida profunda alrededor del cuello. TVEFE

Buenos Aires, (EFE).

Un lobo marino fue reintroducido este martes al mar en Argentina luego de ser rescatado semanas atrás fuera de su hábitat por la Fundación Mundo Marino en una playa de la provincia de Buenos Aires con una herida profunda alrededor del cuello.

La organización argentina dedicada a la asistencia de fauna marina devolvió este martes al océano Atlántico a un macho juvenil de la especie Dos Pelos Sudamericano en las costas de San Clemente del Tuyú, a unos 320 kilómetros al sur de Buenos Aires, tras una rehabilitación de casi tres semanas en el centro de rescate.

El animal ingresó allí el 11 de mayo después de que un vecino de la localidad costera bonaerense de Aguas Verdes avisara a la Fundación, que lo encontró con laceraciones agudas causadas por una brida de plástico, un elemento usado habitualmente para embalajes industriales.

“Al finalizar el tratamiento con antibióticos y antianémicos se le extrajo una segunda muestra de sangre que arrojó parámetros normales y la herida cicatrizó muy rápido a partir de las curaciones que le fuimos haciendo”, explicó la médica veterinaria del Parque Educativo y de la Fundación Mundo Marino, Bianca Mancini.

Además, la veterinaria indicó que por su “buena actitud” y “condición corporal” estaba apto para ser devuelto al mar, junto a otro ejemplar de la misma especie y a un elefante marino del sur, que fueron recuperados previamente.

El otro lobo marino había sido hallado el 1 de mayo en Villa Gesell, ciudad turística situada a 376 kilómetros de la capital argentina, con heridas en la zona lateral del abdomen y cadera ya infectadas, lo que imposibilitó a los profesionales determinar sus causas.

“Además de los antibióticos, le suministramos analgésicos y antiinflamatorios. El animal respondió bien al tratamiento y recuperó una buena condición corporal que le permitió regresar al mar”, sostuvo Mancini.

Por otra parte, el elefante marino fue encontrado al día siguiente en un estacionamiento de vehículos cercano a la costa de San Clemente con lesiones en los laterales de su cuerpo, por lo que debió ser ingresado al centro de rescate para ser sometido a curaciones y estudios generales de salud.

“Presumimos que las heridas pudieron haber sido generadas porque, para llegar hasta donde lo encontramos, tuvo que atravesar una duna de médanos con mucha vegetación y las ramas de los arbustos pudieron haberlo herido”, explicó el biólogo y responsable del centro de rescate de la Fundación Mundo Marino, Sergio Rodríguez Heredia.

duracell-banner-ads