Médicos Sin Fronteras alerta del aumento de los heridos en Haití por la violencia.

0
124
Fotografía de la entrada de la Penitenciaria Nacional luego del ataque por parte de bandas armadas en Puerto Príncipe (Haití). EFE/ Siffroy Clarens

Puerto Príncipe,(EFE).

Médicos Sin Fronteras (MSF) alertó de un aumento considerable del número de heridos en Haití a causa del caos y la violencia que reina desde hace una semana en el país, lo que ha obligado a esa organización humanitaria a suspender temporalmente sus clínicas móviles en varias localidades.

MSF recibe una media de cinco a diez nuevos casos al día y actualmente se trabaja “al límite de nuestra capacidad”, afirmó Mumuza Muhindo Musubaho, coordinador general de la organización en Haití, según un comunicado.

Médicos Sin Fronteras elevó de 50 a 75 las camas en su hospital de Tabarre para atender la nueva crisis que comenzó el jueves pasado después de que se conociera el compromiso del primer ministro haitiano, Ariel Henry, durante la cumbre de la Comunidad del Caribe (Caricom) en Guyana, de convocar elecciones antes del 31 de agosto de 2025, lo que enfureció a las bandas armadas, que llevan tiempo exigiendo su renuncia.

“Estamos preocupados porque el acceso a nuestro stock de material médico es extremadamente difícil, no sólo por la situación en el puerto, sino también por la imposibilidad de continuar con los trámites administrativos de aduanas”, agregó Muhindo Musubaho.

También dijo que temen quedarse “sin existencias de medicamentos y equipos médicos, que son absolutamente esenciales para cubrir las enormes necesidades a las que nos enfrentamos en este momento”.

Con varias estructuras hospitalarias paralizadas, MSF reabrió su centro de urgencias en el distrito de Turgeau dos semanas antes de lo previsto para ampliar sus actividades médicas y reducir la presión sobre sus instalaciones existentes.

De igual forma abrió un nuevo hospital quirúrgico de 25 camas en la comuna de Carrefour el pasado lunes.

De acuerdo con la información de MSF, miles de personas han huido de sus hogares en los últimos días debido a los enfrentamientos en sus barrios.

La inseguridad en Puerto Príncipe también ha contribuido al aumento de la violencia sexual en los últimos años, y los equipos de MSF temen que estas cifras aumenten aún más a medida que siga creciendo el número de desplazados.

El año pasado, la organización trató a más de 4.000 supervivientes de violencia sexual, agrega la nota.

El Gobierno de Haití decretó el domingo pasado el estado de emergencia y un toque de queda por 72 horas prorrogables en el departamento Oeste, donde está la capital Puerto Príncipe, tras la toma de las dos mayores cárceles por parte de bandas criminales, que provocó la fuga de más de 3.000 reos.

Todo esto ocurre en ausencia del primer ministro, actualmente en Puerto Rico, donde aterrizó el martes después de no poder hacerlo en República Dominicana y tras varios días en paradero desconocido, luego de viajar la semana pasada a Guyana a la cumbre del Caricom y luego a Kenia para tratar de la misión multinacional de apoyo a la seguridad que liderará ese país africano.

duracell-banner-ads