Desempleo sube en Argentina, con economía estancada y salarios socavados

0
423
Personas hacen fila para aplicar a opciones de trabajo, en Buenos Aires (Argentina), en una fotografía de archivo. EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Buenos Aires, (EFE).

La tasa de desempleo en Argentina subió al 6,9 % en el primer trimestre del año, en un escenario de estancamiento de la economía y con salarios socavados por la elevada inflación.

Según informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el desempleo creció 0,6 puntos porcentuales respecto al cuarto trimestre del año pasado y se situó apenas 0,1 puntos por debajo de la tasa del primer trimestre de 2022.

La cifra neta de desocupados en los 31 mayores conglomerados urbanos de Argentina considerados en la medición del Indec creció en el primer trimestre a 974.000 personas, unas 100.000 más que en el último trimestre de 2022.

En ese lapso, no se crearon puestos de trabajo asalariado formal, surgieron unos 200.000 empleos asalariados pero informales, y 100.000 personas abandonaron el trabajo por cuenta propia.

Los datos oficiales evidencian que casi un cuarto de los ocupados (25,7 %) trabaja por cuenta propia y que, entre los asalariados, el 36,7 % trabaja en la informalidad.

ESTANCAMIENTO ECONÓMICO

El Indec también informó este jueves que el producto interior bruto (PIB) de Argentina creció en el primer trimestre del año apenas un 0,7 % con respecto al cuarto trimestre de 2022 y avanzó 1,3 % en relación al primer trimestre del año pasado, la tasa de expansión interanual mas baja desde inicios de 2021.

En buena medida, el tibio crecimiento observado en el primer trimestre responde al avance del consumo privado (2,1 % con respecto al cuarto trimestre de 2022) como producto de un adelantamiento de compras como forma de protegerse de la alta inflación proyectada para este año.

La economía argentina, que atraviesa severos desequilibrios y se ha visto afectada en los últimos meses por una fuerte sequía, se contraería este año un 3 %, de acuerdo a pronósticos privados.

“La sequía representa un shock exógeno en la oferta de dólares de magnitud macroeconómica sobre una economía que ya se encontraba profundamente debilitada: el derrumbe productivo y exportador del principal sector generador de divisas del país genera múltiples y simultáneos impactos sobre el frente externo y fiscal y sobre la actividad y los precios. Nuestra estimación es que el PIB se contraiga este año cerca del 3 %”, dijo la consultora Ecolatina en un informe.

EFECTO DE LA INFLACIÓN

Si bien la actividad tuvo un crecimiento del 0,7 % en la comparación trimestral y ello podría suponer una mayor demanda de trabajadores, parte del avance de la tasa de desempleo se explica por un crecimiento de la oferta laboral.

Esto se evidencia en el crecimiento de la población económicamente activa (PEA), que se compone de aquellos que tienen una ocupación o que, sin tenerla, la buscan activamente y están disponibles para trabajar.

La PEA creció en el primer semestre a 14,1 millones de personas, con una tasa de actividad de 48,3 %, 0,7 puntos porcentuales más que en el cuarto trimestre de 2022, un alza que los expertos ligan a un aumento de las personas que buscan trabajo activamente por la necesidad de los hogares de sumar ingresos en un contexto en el que la inflación socava el poder de compra de los salarios.

Según datos oficiales, mientras que en el primer trimestre los salarios crecieron en promedio 22,2 % en Argentina, el coste de la cesta básica de alimentos acumuló en los tres primeros meses del año un alza del 30,6 % y el valor de la canasta básica de alimentos y servicios se incremento un 25,4 %.

Natalia Kidd

duracell-banner-ads