UICN alerta del peligro de extinción del elefante de Borneo y reptiles de Canarias y Baleares.

0
49
El elefante de Borneo (elephas maximus borneensis), una subespecie de la que se estima que hay un millar de ejemplares en estado salvaje, corre peligro de extinción debido a la acción humana en su hábitat, advirtió este jueves la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). EFE/ UICN/Cheryl Cheah/WWF-Malaysia/SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)

Ginebra, (EFE).

El elefante de Borneo, dos reptiles endémicos de Canarias y uno de las Baleares son algunas de las especies cuyo peligro de extinción ha aumentado en años recientes, según la última edición de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La lista, que cumple en 2024 seis décadas, ha sido actualizada este jueves y ahora evalúa con distintos niveles de amenaza a 45.321 especies de animales y plantas, un 27 % del total estudiado (163.040).

De las más de 45.000 especies amenazadas según la lista 863 tienen su hábitat en España (el país europeo con mayor número), mientras que en Latinoamérica destacan naciones de gran biodiversidad como México (2.614 especies), Brasil (2.475), Colombia (1.739), Ecuador (2.741), Perú (1.167) o Venezuela (945).

Por primera vez se han superado ella las 10.000 especies en peligro crítico, el máximo nivel de amenaza: en la versión de 2024 son 10.031 (entre ellas 235 de mamíferos, 232 de aves, 430 de reptiles, 799 de anfibios, 867 de peces, 435 de insectos, 745 de moluscos y 5.915 de plantas), cuando en 1996 eran sólo 1.820.

“La biodiversidad enfrenta crecientes presiones por factores como el cambio climático, el comercio ilegal o la extensión de especies invasoras, pero hay posibles soluciones. Con una acción sostenida, colaborativa y basada en la ciencia podemos evitar que las especies se extingan”, indicó la directora general de UICN, la costarricense Grethel Aguilar.

UICN destaca en primer lugar con su nueva lista la amenaza de desaparición que sufre el elefante de Borneo (elephas maximus borneensis), una subespecie de la que se estima que hay un millar de ejemplares en estado salvaje, considerados “en peligro” (el segundo mayor nivel de amenaza antes de su extinción en estado salvaje).

Según la organización, la población del elefante de Borneo, el de tamaño más pequeño de la especie, ha ido descendiendo en los últimos 75 años, primero por la excesiva tala de bosques en esa isla que comparten Indonesia, Malasia y Brunei, pero más tarde también por la expansión de la población humana en el antiguo hábitat del animal.

La caza del animal por habitantes locales (a veces como represalia por destruir cultivos), la expansión de cultivos agrícolas como el aceite de palma, el tráfico ilegal de marfil o la construcción de carreteras son algunos de los factores que han contribuido a la reducción de la especie.

Reptiles de las islas españolas

Por otro lado, la lista alerta de que el gran lagarto de Gran Canaria, la lisa de Gran Canaria y la lagartija de las Pitiusas, originaria de Ibiza y Formentera, están en creciente peligro de extinción debido a la acción predadora en esas islas de especies invasoras.

En el caso grancanario, el gran lagarto (gallotia stehlini) ha empeorado su situación de especie con “precaución menor”, el menor nivel de amenaza, al de “en peligro crítico”, la peor clasificación antes de considerarse extinguido en estado salvaje.

La lisa de Gran Canaria (chalcides sexlineatus) ha pasado del grupo de especies de “precaución menor” al de “en peligro”, una amenaza ligeramente menor a la del gran lagarto de Gran Canaria pero que también exigiría mayores medidas de protección.

En ambos casos las poblaciones de estos reptiles se han reducido a la mitad en los últimos diez años, algo que los conservacionistas atribuyen a la acción de la serpiente real de California, una especie exótica que fue introducida en la isla en 1998.

En cuanto a la lagartija de las Pitiusas (podarcis pityusensis), su estatus ha caído también varios niveles desde “casi amenazada” a “en peligro”, después de que su población también se redujera a la mitad en 2010, en su caso por la actividad predadora de otro reptil invasor, la culebra de herradura, oriunda de la Península Ibérica.

Cactus de Atacama

Sin olvidar el reino vegetal, UICN advierte con su nueva lista que los cactus copiapoa, endémicos del chileno desierto de Atacama y muy populares internacionalmente como ornamento doméstico, corren cada vez mayor peligro de extinción debido al mercado ilegal de estas plantas.

La nueva versión de la Lista Roja indica que un 82 % de las especies de estos cactus están en peligro de desaparecer, cuando en 2013 ese porcentaje era menor, del 55 %.

Ésta también subraya que la construcción de carreteras y viviendas en la zona donde estas plantas son oriundas, una de las más áridas del mundo, ha provocado que sean más accesibles para los que comercian ilegalmente con ellas, destruyendo además parte de su hábitat, advierte la UICN.

No todas las especies han aumentado su nivel de amenaza en la lista actualizada de UICN, ya que en ella mejora ligeramente el estatus de lagarto gigante de la Gomera (gallotia bravoana), antes “en peligro crítico” y ahora “en peligro”.

También mejora la situación del lince ibérico, como UICN ya adelantó la semana pasada, pues este animal endémico del sur de España ha pasado de ser considerado “en peligro” a “vulnerable”, después de que la población de ejemplares adultos se haya multiplicado por diez en lo que va de siglo.

duracell-banner-ads