Recuperación de niños rescatados en selva colombiana es “muy satisfactoria”

0
389
Fotografía cedida el pasado 9 de junio por las Fuerzas Militares de Colombia en la que se registró a soldados e indígenas mientras atienden a los niños que sobrevivieron a la caída de una avioneta y fueron rescatados en la selva 40 días después, en Guaviare (Colombia). EFE/Fuerzas Militares de Colombia

Bogotá, (EFE).

Los cuatro niños indígenas que duraron 40 días perdidos en las selvas del sur de Colombia luego de un accidente aéreo reciben atención multidisciplinar para “su recuperación física y mental”, informó este martes el Hospital Militar Central (HMC), y su evolución es “muy satisfactoria”.

El parte médico indica que los hermanos Lesly Jacobombaire Mucutuy, Soleiny Jacobombaire Mucutuy, Tien Noriel Ranoque Mucutuy y Cristin Nerimann Ranoque Mucutuy están desde el pasado sábado “bajo asistencia profesional interdisciplinaria, recibiendo atención integral y manejo articulado por parte de las diferentes especialidades clínicas de acuerdo con las necesidades particulares de cada uno de los niños”.

El comandante general de las Fuerzas Militares, general Hélder Fernán Giraldo, que los visitó el fin de semana en el Hospital Militar, informó hoy a la prensa que “el parte médico es muy satisfactorio” y que evolucionan favorablemente de la situación de desnutrición y deshidratación en la que fueron hallados el pasado viernes.

“Cuando los niños fueron encontrados, a través de unas células de búsqueda integradas por comandos de Fuerzas Militares e indígenas, se encontraron en un alto grado de desnutrición y deshidratación”, afirmó el general Giraldo.

Lesly, de 13 años; Soleiny, de 9; Tien Noriel, de cinco años, y Cristin Neruman, la bebé de un año reciben atención médica en el que se combina un enfoque biológico, psicológico y sociocultural que involucra a la familia, sus costumbres de crianza y las de sus cuidadores.

Los cuatro hermanos fueron hallados el viernes en las profundidades de la selva, entre los departamentos de Caquetá y Guaviare, donde fueron buscados sin descanso durante semanas por unos 200 militares, entre ellos comandos de las Fuerzas Especiales del Ejército e indígenas de la zona, todos integrados en la “Operación Esperanza”.

Tras el rescate fueron trasladados en helicóptero de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) hasta San José del Guaviare, capital del Guaviare, donde un avión C-295 configurado como ambulancia los recogió y los llevó a Bogotá.

El accidente aéreo ocurrió el pasado 1 de mayo cuando un avión Cessna 206 de la compañía Avianline Charter’s en el que viajaban los cuatro niños junto con su madre, un líder indígena y el piloto, se estrelló en la selva amazónica. En este hecho murieron los tres adultos, entre ellos la mamá de los niños.

RECONOCIMIENTO A LOS BUSCADORES

El ministro de Defensa, Iván Velásquez, informó este martes que los equipos de búsqueda serán condecorados “seguramente la próxima semana en una ceremonia de reconocimiento a los comandos militares y a los indígenas que participaron por esto que se ha hecho con tanta alegría para todo el país”.

Velásquez hizo énfasis en la estrecha cooperación entre militares e indígenas -inédita en el país- y dijo que quiere que sea la que perdure a partir de ahora.

Además, el general Giraldo informó que en la zona donde se accidentó el avión continúan 70 efectivos buscando a Wilson, el perro pastor belga malinois que participó en la búsqueda y que se extravió en esa espesa y virgen selva.

duracell-banner-ads