La Leagues Cup

0
544
El argentino Lionel Messi del Inter Miami, en una fotografía de archivo. EFE/Cristóbal Herrera-Ulashkevich

Nueva York, NY (EFE).-

Ni un mes ha pasado desde su debut con el Inter Miami y ya este sábado Leo Messi buscará su primer título con el equipo de Florida, en la final de la Leagues Cup contra el Nashville.

El estadio Geodis Park de Nashville acogerá a partir de las 20 horas locales (1 GMT del domingo) el partido que decidirá el primer campeón de la Leagues Cup, un nuevo torneo oficial que durante un mes ha enfrentado a todos los equipos de la MLS y la Liga MX en un formato parecido al de los Mundiales.

“Sería increíble para mí y para todos los hinchas, el club está apostando a seguir creciendo y tener un cambio grande. A hacer un equipo referente. Ganar títulos ayuda muchísimo. Conseguir el primer título sería hermoso para todos”, comentó Messi el jueves en su primera rueda de prensa desde que llegó a tierras estadounidenses.

Justo antes del aterrizaje del astro argentino, el Inter Miami era un equipo hundido en la MLS como colista de la Conferencia Este con once partidos seguidos sin ganar en liga.

Pero el genio de Rosario -con la ayuda de sus excompañeros en el Barcelona Sergio Busquets y Jordi Alba- ha cambiado radical y asombrosamente la dinámica del conjunto de rosa, que en la Leagues Cup ha encontrado el antídoto ideal a todos sus males.

El Inter Miami, bajo la batuta del argentino Gerardo ‘Tata’ Martino, llega lanzado a esta final tras saquear en las semifinales uno de los campos más complicados de la MLS, el del Philadelphia Union, por un contundente 1-4.

Con un Messi estelar a sus 36 años y que lleva nueve goles en seis partidos, el Inter Miami ha firmado una trayectoria perfecta hasta este duelo por el título, con seis triunfos en seis encuentros.

El conjunto de Martino ha destacado por su apetito voraz en ataque con 21 goles en esta competición, donde la incorporación de Messi ha ‘resucitado’ a otros jugadores del equipo como el venezolano Josef Martínez, el finlandés Robert Taylor o el argentino-estadounidense Benjamin Cremaschi.

Más dudas ha mostrado en defensa, especialmente en el duelo de cuartos ante el Dallas en el que se clasificaron en los penaltis (4-4, 3-5 en la tanda) tras ir perdiendo 4-2 a falta de solo diez minutos.

Tanto el Inter Miami como el Nashville, que debutaron en la MLS en 2020, tienen una oportunidad histórica con esta final ya que ambos equipos buscan el primer título para sus respectivas vitrinas.

El conjunto de la capital del country llega a la final tras una fase de eliminatorias muy complicada en la que han superado al Cincinnati (el mejor equipo de la MLS este año), al América, al Minnesota United y, finalmente, al Monterrey en semifinales (0-2).

El Nashville cuenta en la parcela ofensiva con el delantero alemán Hany Mukhtar, que fue el MVP y el máximo goleador de la MLS el año pasado, mientras que en defensa destaca el central internacional de EE.UU. Walker Zimmerman

Pase lo que pase en la final, el Inter Miami y el Nashville ya tienen asegurado un importante botín en esta Leagues Cup: la clasificación para la Copa de Campeones de la Concacaf.

El tercer boleto para esa competición internacional que da la Leagues Cup se lo disputarán en el encuentro por el tercer puesto el Philadelphia Union y el Monterrey en un partido que se jugará en Filadelfia este sábado a partir de las 18 horas locales (22 horas GMT).

Alineaciones probables:

– Nashville: Panicco; Moore, Zimmerman, MacNaughton, Lovitz; Muyl, McCarty, Godoy, Shaffelburg; Mukhtar y Bunbury.

Entrenador: Gary Smith

– Inter Miami: Callender; Yedlin, Kryvstov, Miller, Alba; Arroyo, Busquets, Cremaschi; Messi, Martínez, Taylor.

Entrenador: Gerardo ‘Tata’ Martino.

duracell-banner-ads