Correa doblega al Athletic

0
150
El delantero del Atlético Ángel Correa (i, arriba) juega un balón ante Yeray Álvarez, del Athletic, durante el partido de Liga en Primera Divisiónen el estadio Metropolitano. EFE/Mariscal

Madrid, 27 abr (EFE).-

Entre las dudas que desprende el Atlético de Madrid, silbado al descanso, surgió Ángel Correa para recuperar un balón en medio campo, correr hacia el desmarque, recibir un pase de Koke y doblegar a Unai Simón y al Athletic (3-1), rumbo al indispensable objetivo de la Liga de Campeones, ya con seis puntos de renta a su favor.

Igualada también la diferencia particular en sus enfrentamientos, a falta de cinco jornadas es una distancia ya considerable. Algo de calma para el equipo madrileño, práctico, efectivo en una de sus contadas ocasiones y resolutivo, como suele serlo cuando juega en el estadio Cívitas Metropolitano, por más que su encuentro no fuera brillante, pero suficiente para derrotar a un Athletic insustancial, sentenciado definitivamente con el 3-1 que lanzó Lino y rebotó a gol en Unai Simón, ya en el minuto 80.

El futuro se aclara para el Atlético. Su ventaja lo reafirma y lo propone indudablemente como favorito, con una renta que lo tranquiliza, pero que también lo advierte contra las descuidos. Su rendimiento como visitante es un hándicap tan estresante y perjudicial que ni siquiera una distancia tan visible asegura su pase para la ‘Champions’.

Diferente es su estadio. Si solo se contabilizasen sus encuentros de esta campaña al calor del Cívitas Metropolitano, ahora mismo está compitiendo por el campeonato, tan ajeno desde hace tanto tiempo que la cuarta plaza, tan preciada por el club, es un consuelo sin más para el aficionado, incluso para el equipo. Ahí está la exigencia, por obra de Simeone.

El Atlético golpeó primero. En el minuto 14. No había profundizado mucho más allá hasta entonces, cuando un centro de Llorente se alió con un fatal despeje del Athletic. Al borde del área aguardaba De Paul, amonestado desde casi el inicio del encuentro y en un bajón individual indudable en los últimos tiempos. Su volea rebotó en Galarreta. El 1-0.

El centrocampista del Athletic Nico Williams marca ante el Atlético, durante el partido de Liga en Primera División que Atlético de Madrid y Athletic Club disputan este sábado en el estadio Metropolitano. EFE/Mariscal

En un partido tan medido, con tanto en juego, con la prudencia que implica para contener cualquier riesgo, para controlar cualquier detalle, el primer gol cobra generalmente una dimensión incalculable. No fue tanto este sábado. Un muro también derribado por el Atlético, que no había batido ni una vez la portería del Athletic en las más de cuatro horas y media que había jugado este curso en tres duelos contra ese adversario.

En un cuarto de hora lo hizo este sábado, con muchas menos ocasiones de las que había creado en el precedente de la Copa del Rey en el mismo escenario. Cosas del fútbol. Debería haber sido un impulso. No lo fue. Al Atlético lo reafirmó en su plan, replegado. Y disparó la obligación del Athletic, su responsabilidad ofensiva, el peso del 1-0… Su reacción, más posesiva que incisiva, la reflejó solo un remate de Sancet.

Nada del otro mundo tampoco en un duelo contenido. De hecho, el equipo bilbáino se habría marchado al descanso en desventaja, sin mucho más en sus estadísticas ofensivas, de no ser porque el regalo que le brindó Griezmann al borde del intermedio. Inesperado por el momento, por el partido y por un jugador de su talla, que cometió un error tremendo.

Su pase hacia atrás desde el campo contrario fue el principio del gol del empate del Athletic. No había nadie muy atento de sus compañeros. Por ahí pasaba Iñaki Williams, en la vuelta hacia su campo, aislado de la jugada. De pronto, se topó con un preciado balón solo para el contragolpe. Conectó con Guruzeta, que sirvió a Nico Williams el 1-1 en el minuto 45. Su celebración, objeto de insultos racistas minutos antes en el córner, fue reivindicativa, señalándose el color de su piel en el antebrazo.

“Nico Williams habla en el campo”, publicó el Athletic en sus redes sociales. Por megafonía se pidió que cesaran los cánticos ofensivos. “El Atlético está en contra de cualquier acto de racismo o de odio”, escribió la entidad madrileña, mientras discurría el encuentro, antes del gol con el que el conjunto visitante aprovechó un despropósito del Atlético. Uno de tantos en los últimos tiempos. Una expresión nítida de cuál es el momento del equipo local, silbado por su público, lejos de la versión que le corresponde, hasta que regresó del vestuario.

Porque entonces sí creció el Atlético. Lo personificó Correa, origen y final del 2-1 en el minuto 52. Él robó la pelota en el medio campo y él finalizó la acción en el área, cuando controló un magnífico envío por alto de Koke a la espalda de la defensa del Athletic, recortó hacia un lado y batió a Unai Simón para responder a las dudas sobre el equipo y él mismo.

Ya no hubo reacción del Athletic, sin una sola ocasión en toda la segunda parte, incapaz de responder al tanto de Correa, que relanza al Atlético en el esprint por la cuarta posición, acelerado aún más por el 3-1 de Unai Simón en propia puerta, ya en el minuto 80. El tiro de Samuel Lino rebotó en el poste y en el guardameta para solucionar el choque e igualar la diferencia particular en sus enfrentamientos directos, tras el 2-0 en San Mamés.

– Ficha técnica:

3 – Atlético de Madrid: Oblak; Molina (Riquelme, m. 66), Witsel, Giménez, Hermoso, Lino; Correa (Barrios, m. 78), De Paul (Azpilicueta, m. 82), Koke, Llorente (Saúl, m. 82); Griezmann.

1 – Athletic Club: Unai Simón; Yeray (Ander Herrera, m. 66), Vivian, Paredes, Lekue; Beñat Prados, Galarreta (Vesga, m. 68); Iñaki Williams (Raúl García, m. 81), Sancet (Berenguer, m. 66), Nico Williams; Guruzeta (Muniain, m. . 66)

Goles: 1-0, m. 14: De Paul. 1-1, m. 45: Nico Williams. 2-1, m. 52: Correa. 3-1, m. 80: Unai Simón, en propia puerta.

Árbitro: Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales De Paul (m. 4), Witsel (m. 92) y Griezmann (m. 93) y a los visitantes Sancet (m. 60) y Paredes (m. 70).

Incidencias: partido correspondiente a la trigésima tercera jornada de LaLiga EA Sports disputado en el estadio Cívitas Metropolitano ante 64.612 espectadores. Antes del inicio del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de José Torres, padre de Fernando Torres. También se homenajeó a Raúl García, exjugador del club madrileño, ahora en el Athletic Club y que se retirará al final de esta temporada.

Iñaki Dufour

El defensa del Atlético Mario Hermoso, durante el partido de Liga en Primera División que Atlético de Madrid y Athletic Club disputan este sábado en el estadio Metropolitano. EFE/Mariscal
duracell-banner-ads