Finales NBA

0
432
El delantero de los Miami Heat, Jimmy Butler (i), intenta disparar mientras es defendido por el escolta de los Denver Nuggets, Kentavious Caldwell-Pope (c). EFE/EPA/BOB PEARSON

Miami, Florida (EFE).-

En la víspera del primer partido en Miami de estas Finales de la NBA, Jimmy Butler, estrella de los Heat, mostró este martes su alegría al ver que la ciudad de Florida opta a un nuevo anillo de campeón.

“Siempre es una bendición jugar en las Finales, por supuesto, delante de una afición hostil a domicilio”, afirmó en referencia a los dos primeros encuentros disputados en Denver.

“Pero estoy muy feliz por la ciudad de Miami y por esta organización. Se merecen estar en las Finales. Se merecen ganar las Finales y un campeonato. Haremos todo lo que esté en nuestro poder para que sea haga realidad”, añadió.

Con un 1-1 tras los dos primeros partidos en Denver, el tercer encuentro de las Finales de la NBA entre los Heat y los Nuggets se jugará este miércoles en Miami ya con el factor cancha a favor del equipo liderado por Butler.

Tras la singular experiencia de las Finales de 2020 de la ‘burbuja’ sin público, este será el primer duelo de unas Finales que la afición de Miami vivirá en persona desde 2014, cuando los Heat cayeron ante los San Antonio Spurs.

“Creo que la energía aquí va a ser inigualable”, señaló Butler alabando a sus fans.

“Ha sido así durante todos los playoff e incluso durante la temporada regular. Sabemos que van a dejarse notar. Sé que nosotros vamos a hacer lo mismo”, afirmó.

Por otro lado, el líder de los Heat insistió en que no presta atención a sus estadísticas individuales de puntos ya que solo le importa sumar en todas las facetas del juego para que su equipo consiga victorias.

“No soy un anotador. Solo porque metas muchos puntos en un partido eso no te convierte en un anotador. No soy un tirador de alto volumen. No hago nada de eso. No empujo para anotar: empujo para ganar”, explicó.

duracell-banner-ads