Condenados los sicarios que asesinaron a la periodista Caruana Galizia

0
303
Manifestantes protestan frente al Parlamento de Malta en La Valeta el 26 de noviembre de 2019 por el asesinato de la periodista Daphne Caruana Galizia en 2017. EFE/EPA/DOMENIC AQUILINA

Roma, (EFE).

Los sicarios malteses Alfred y George Degiorgio fueron este viernes condenados cada uno a 40 años de prisión tras confesar el asesinato de la periodista de investigación Daphne Caruana Galizia hace cinco años, el 16 de octubre de 2017.

Los dos hermanos, de 57 y 59 años respectivamente y arrestados de forma preventiva desde diciembre de 2017, retiraron su declaración de inocencia y confesaron su culpabilidad en el primer día del juicio, según los medios locales. “Un claro en las nubes”, escribió en Twitter Paul Caruana Galizia, uno de los hijos de la víctima.

Caruana Galizia, que había investigado la supuesta implicación de la clase política maltesa con los “Papeles de Panamá” y destapó escándalos de corrupción y mafia, fue asesinada con un coche bomba, un atentado que conmocionó a la opinión pública del continente y derivó en la dimisión del entonces primer ministro, Joseph Muscat.

Los hermanos Degiorgio habían pactado admitir la autoría del crimen a cambio de beneficios penitenciarios y la pena de 40 años de prisión pues, de lo contrario, afrontaban la cadena perpetua.

Finalmente la jueza Edwina Grima emitió la sentencia y les obligó a pagar además a cada uno 43.000 euros en costas procesales, informa el diario digital “Times of Malta”.

Hasta ahora el caso gira en torno a cuatro sujetos: el empresario Yorgen Fenech, acusado de ser el cerebro del homicidio y que fue detenido en 2019 cuando intentaba abandonar Malta a bordo de su yate, y los autores materiales, los hermanos Degiorgio y un tercer cómplice, Vince Muscat, condenado a 15 años en febrero de 2019.

El taxista Melvin Theuma, acusado de ser un intermediario entre quien ordenó el asesinato y los sicarios y que fue amnistiado por ayudar a esclarecer el caso, dijo que el empresario Fenech fue el “único cerebro” del crimen.

La periodista, autora del blog “Running Commentary”, investigaba una serie de supuestos casos de corrupción en el Gobierno maltés y los lazos del narcotráfico y del crimen organizado que se habían extendido a lo largo y ancho de la isla, estado de la Unión Europea.

Tras las primeras detenciones aquel año, el escándalo se multiplicó cuando el magnate Fenech, hostigado por las investigaciones de la periodista, acusó al jefe de gabinete del primer ministro, Keith Schembri.

Este y varios ministros dejaron su cargo al ser sospechosos de mantener lazos financieros con el empresario, en una catarata de renuncias que pusieron contra las cuerdas al primer ministro Joseph Muscat, que acabó dimitiendo nada más empezar el año 2020.

La Fiscalía había acusado a los tres sicarios, los hermanos Degiorgio y Vincet Muscat de colocar la bomba en el coche y accionarla, y considera a Fenech como cerebro del crimen. El empresario se encuentra a la espera de juicio y niega este cargo.

duracell-banner-ads