¡Qué Búfalo!

0
572
By Sandra Chiong

En esta ocasión estimados lectores, quiere hacer una analogía acerca de este preciosa criatura llamado búfalo, lo tomaré de ejemplo, ya que tiene muchas cualidades que son valiosas de hacer notar. El búfalo  es un bovino de fuerza considerable, capacitado para aguantar enormes cargas pesadas. Su energía se pone a  prueba cuando está en situaciones de riesgo y es el único bovino que logra hacer frente a  leones.

Las fortalezas que le traen  triunfo a este animal no  son solo su fuerza, sino también el líquido que almacena en su joroba. El búfalo al estar delante de un enemigo, retrocede, pareciera que huye o se acobarda, sin embargo es una estrategia de defensa,  porque al verse amenazado por algún depredador, comienza a mover  constantemente la  joroba de su espalda y se  distribuye por todo su cuerpo la grasa o aceite que hay en ella y cuando el depredador viene a atacarle, sus garras resbalan por el aceite o grasa que está en su pelaje.

Todas las personas vivimos en un entorno amenazante, familia, ciudad, trabajo, etc.  Sin embargo así como el búfalo, puedes sacar lo mejor de ti, eso que portas “en tu joroba”, ese aceite o grasa que hará que tus enemigos resbalen. Aquello que traerá  victoria  y éxito a tu vida.

Aprende del búfalo, enfrenta la vida con fuerza y  ocupa tus recursos internos, que solo están en ti. Quizá será esperanza, fe, paciencia, perseverancia, habilidades, conocimientos, determinación, la familia, sueños, metas etc.

En Salmos 92:10  dice: “Pero  tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo; seré ungido con aceite fresco”. Dios puede renovar tus fuerzas,  y darte nuevas fuerzas cuando no tienes ninguna. Como las del búfalo. Para enfrentar tus retos. La carga que ahora llevas, que sientes muy pesada, la podrás llevar, podrás llegar a donde quieras. Es posible que, solo, no lo puedas hacer, pero con Dios todo lo puedes lograr.

generac-pwrcell-banners

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here