Lodi Aclamado

0
186
El centrocampista del Atlético de Madrid Renan Lodi marca el segundo gol ante el Celta, durante el partido de Liga en Primera División que disputaron en el estadio Wanda Metropolitano. EFE/Mariscal

Madrid (EFE).-

Esta noche va a estar conmigo siempre, es un día muy feliz”, admitía al filo de la medianoche Renan Lodi, goleador por partida doble frente al Celta, aclamado por primera vez por todo el estadio Wanda Metropolitano y resurgido de repente, en la posición de “carrilero-extremo” en la que ha deslumbrado en los dos últimos partidos, contra el Manchester United y el conjunto vigués, cuando menos se esperaba, cuando la competencia crecía y menos protagonismo asumía en el esquema de Diego Simeone. 

Desde la incorporación de Reinildo Mandava, en la última secuencia de seis encuentros oficiales, antes de la cita del pasado miércoles en la Liga de Campeones, cuando se reivindicó de nuevo como una pieza sustancial para el equipo rojiblanco, apenas había jugado doce minutos, sin participación ni frente al Barcelona ni frente al Getafe ni frente al Osasuna, hasta que, de pronto, apareció su momento entre una serie de circunstancias.

La primera, indudable, la baja por sanción en competición europea de Yannick Carrasco, fuera del choque contra el Manchester United por los tres partidos de suspensión que le impuso el Comité de Ética, Control y Disciplina de la UEFA por su expulsión en la última jornada de la fase de grupos ante el Oporto. 

Hay un ejemplo que reafirma la incidencia de esta causa: en Pamplona, recién recuperado de la covid-19, con tan solo una sesión con el grupo en una semana, el internacional belga fue el elegido por Simeone para cubrir ese puesto de carrilero-extremo, con Lodi como suplente todo el choque.

La segunda es la reubicación de Reinildo Mandava. Su fichaje en el último día del plazo invernal -e inscrito en la última hora-, el pasado 31 de enero, había supuesto más competencia -y menos recorrido en cuando a volumen de minutos sobre el terreno de juego- para Lodi, hasta que el lateral izquierdo mozambiqueño, de vocación mucho más defensiva, fue transformado en central zurdo, en el híbrido que ha hecho Simeone en los dos últimos duelos entre la defensa de cinco o de cuatro, según sea el momento de cada encuentro o por dónde circule el balón.

Todo eso, aparte de la desaparición del once de Mario Hermoso (ni de central ni de lateral en las alineaciones iniciales de Simeone desde la derrota contra el Barcelona, aunque en uno de esos encuentros desde entonces fue baja por Covid-19), reabrieron la titularidad a Lodi, que nada más había jugado ocho de los 33 encuentros que había estado disponible para Simeone en este curso (y sólo cinco de los 22 más recientes) hasta su redescubrimiento actual, cuando ha rememorado el futbolista que vino en 2019 del Athletico Paranaense. 

“NUNCA BAJÉ LOS BRAZOS, AHORA VIENE LA RECOMPENSA”

“Independientemente de si estoy jugando o no, nunca bajé los brazos. No estaba teniendo muchos minutos y creo que es trabajar, trabajar y trabajar, porque ahora viene la recompensa. Este sábado, ha sido la recompensa a todo el esfuerzo que he tenido antes”, expuso el lateral al término del encuentro contra el Celta.

“Me pone muy contento por Renan. Primero porque la temporada pasada, ante la gran campaña de Carrasco, alternó y tuvo menos minutos que en su primer año (1.680 a 3.317; es decir, jugó la mitad), siempre le decía que, por sus características, en esa posición de extremo-carrilero de mitad de cancha hacia adelante es muy peligroso, tiene pierna natural, tiene diagonal, tiene gol… Y eso le genera poder romper como viene haciendo en estos partidos”, valoró este sábado Diego Simeone.

“Pero lo mejor de todo es lo que no se ve; cómo entrena, que apenas llegó Reinildo y es el primero que está para ayudarlo. La gente que es noble, entrena, se compromete esté jugando o no, la vida y el fútbol te termina devolviendo. Él lo hizo bien y el fútbol le está devolviendo momentos como el del otro día y el de hoy”, abundó el técnico argentino.

“Creo que todos los jugadores que llegan a este equipo son para sumar y Reinildo es un hermano que tengo ya. Lo estoy ayudando desde que llegó. Independientemente de que juegue en mi sitio, siempre estoy ayudándole y trabajando, porque eso es lo más importante”, añadió Lodi, que logró su primer ‘doblete’ goleador este sábado en dos acciones muy similares, tan entrenadas y tan diseñadas en los entrenamientos.

DOS JUGADAS DE ‘ENTRENAMIENTO’

No es fruto de improvisación. Es un mecanismo ofensivo muy visto desde hace años en las sesiones preparatorias del Atlético de Simeone. Los dos pases aéreos fueron a la espalda de Hugo Mallo, el lateral rival, de Geoffrey Kondogbia, también reafirmado como nunca en el equipo en los dos últimos encuentros, por su capacidad formidable para la recuperación de la pelota a la que el técnico le exige, después, una continuidad “simple” a la hora de jugar. 

El medio centro está ahora pendiente del alcance exacto de las molestias musculares con las que se retiró del encuentro de este sábado. 

La definición de Lodi en ambos goles fue diferente. En el primero, el 1-0 en el minuto 36, la controló hacia dentro con la izquierda, se acomodó y esperó el momento justo para perfilar su tiro y lanzar un zurdazo que sorprendió a Hugo Mallo, su marcador, y al portero Dituro por el poste que debía cubrir. En la segunda, en el 2-0, a la hora de partido, transformó el pase en gol al primer toque con la izquierda, con la defensa contraria completamente desbordada por el envío de Kondogbia.

Sólo tres minutos después, el brasileño fue cambiado, aclamado por el público como nunca antes le había sucedido en el Wanda Metropolitano. Cuando marcó su anterior gol allí, crucial para ganar la Liga, muy parecido en el origen y en la forma a los que logró este sábado, en la remontada de la penúltima jornada ante Osasuna (2-1), cuando fue el autor del 1-1, no había afición en el estadio. Este sábado se levantó, aplaudió y coreó su nombre, no sólo como recompensa a este partido en concreto, sino también al que hizo el pasado miércoles.

“Muy emocionado. Creo que habrá un montón de fotos cuando estaba emocionado. Nosotros trabajamos para eso. Es una noche muy, muy, especial para mí”, remarcó Lodi, un ejemplo de la reacción actual del Atlético a través de muchos ‘secundarios’ que no partían en el once tipo en ningún momento de la actual campaña. No sólo él, sino también Héctor Herrera o Sime Vrsaljko, casi siempre suplentes este curso.

“La competencia interna crece y eso es lo mejor que nos puede pasar. Que los Kondogbia, Lodi, Herrera, Vrsaljko, Reinildo vengan para competir con los chicos que salieron campeones la pasada campaña. Con esa competencia interna leal y con compromiso salimos ganando seguro”, expresó Simeone, que repitió once en dos jornadas consecutivas de LaLiga por primera vez desde el pasado 7 de noviembre, cuando lo hizo entre la victoria más convincente de la campaña, el 3-0 al Betis, y la igualada 3-3 en Mestalla contra el Valencia.

UN PARTIDO DE “6 PUNTOS” Y LA DUDA DEL ONCE: CONTINUIDAD O ALINEACIÓN TIPO

¿Y ahora qué? ¿ Qué hará Simeone el próximo domingo ante el Betis? 

Es la incógnita rumbo al estadio Benito Villamarín, si mantendrá la apuesta por estos hombres (Stefan Savic es baja por sanción, por ciclo de cinco tarjetas amarillas, con lo que no podrá repetir once de nuevo); si recuperará a los jugadores que más han formado parte de su once tipo o si hará un término medio. 

Antoine Griezmann, Yannick Carrasco, Thomas Lemar, Luis Suárez o Mario Hermoso, tan indiscutibles antes, aguardaron este sábado en el banquillo. Koke Resurrección, fijo en el esquema de Simeone siempre, está pendiente de la recuperación de una lesión muscular que lo ha apartado de los dos últimos choques. Y Herrera, Lodi o Vrsaljko, tan suplentes antes, son protagonistas de los dos últimos partidos (o tres, en el caso del croata y el mexicano) del Atlético.

Con ellos, el equipo volvió a ganar dos jornadas consecutivas en LaLiga Santander tres meses después. Desde el pasado 28 de noviembre, cuando venció 1-4 en Cádiz después de imponerse ocho días antes al Osasuna en el Wanda Metropolitano (1-0) no lo había logrado. Y no encadenaba dos citas ligueras imbatido en la portería de Jan Oblak desde la pasada campaña, desde mayo: 1-0 al Elche y 0-0 frente al Barcelona. 

Un impulso para el esprint hacia la meta de la Liga de Campeones. “Toda la gente sabe que nuestro objetivo es quedar dentro de los cuatro primeros puestos. El partido contra el Betis es un duelo directo, un rival que está arriba junto con nosotros y es un encuentro de más de tres puntos. Es un partido de seis puntos”, advierte Lodi, decisivo en el Atlético… De repente. 

Iñaki Dufour

generac-pwrcell-banners

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here