64-67. España cae con más coraje que baloncesto

0
232
EFE/EPA/WU HONG

Saitama (Japón), (EFE).

Tras batallar, pelear y remontar diferencias adversas, una España con más coraje que baloncesto cayó contra Francia (64-67) en cuartos de final de los Juegos Olímpicos ante un rival físicamente superior, al que hizo frente hasta la última posesión pero no tuvo el premio de las semifinales.

El verano en el que las españolas se las prometían felices, acabó siendo un estío cruel: eliminadas en cuartos del Eurobasket por Serbia, y también fuera de los Juegos Olímpicos en la misma instancia, ante una Francia a la que habían derrotado muchas veces, como en la finales de los Eurobasket de 2013, 2017 y 2019. Francia se cobró una venganza olímpica.

Puro corazón, esta selección española remontó diferencias adversas constantes para convertir el partido en un duelo final a cara o cruz e hizo frente a una tiradora enrachada como la francesa Marina Johannes (18 puntos), al poderío físico interior de Sandrine Gruda (6 puntos y 4 rebotes) y Endene Miyem (9 puntos y 2 rebotes).

Pero la suerte, otras veces favorable, esta vez no llegó. No acompañó a los intentos de Maite Cazorla, brava a sus 24 años asumiendo la responsabilidad de ejecutar los tiros en los momentos calientes, que acabó con 12 puntos. Astou Ndour, muy sujeta por la defensa gala, anotó 16 y añadió 11 rebotes. Alba Torrens, que acumuló faltas personales demasiado pronto, se quedó en 10.

El arranque del partido poco hacía imaginar lo que vendría después. España sabía que tendría que suplir con otras cosas el físico de las francesas, y lo hizo con intensidad, liderada por Cristina Ouviña, que forzó la primera diferencia robándole la cartera a Sarah Michel (9-4, min. 4). Gabby Williams sacó el fusil y acertó dos triples seguidos, pero respondió a tiempo Torrens.

A España le salvaba el tiro exterior, pero no conseguía meter en el juego a Ndour y tampoco los balones interiores a Laura Gil surtían efecto, cuando Johannes encadenaba siete puntos seguidos para adelantar a las galas al final del primer parcial (16-21).

La ’23’ gala seguía en trance anotador y sus compañeras la respaldaban con una defensa asfixiante que le ponía el candado a la pintura. Ni Ndour, ni Gil, ni Raquel Carrera encontraban cómo superar el físico de las galas, que recuperaban y corrían para ponerse catorce puntos por delante (19-33, min. 15). Para colmo de males, Cazorla se hacía daño en el tobillo derecho y tenía que marcharse directa al vestuario. Y Torrens cometía su tercera falta.

Cuando lo veía más negro, España se confió a su defensa, Francia comenzó a fallar y las españolas a robar y correr. Incluso Ndour encontró la forma de hincarle el diente a las torres galas, Iliane Rupert y Alexia Chartereaux. Ya llovía menos, incluso Cazorla regresaba al banquillo y el marcador se ajustaba (30-36).

Del vestuario regresó la pívot francesa Gruda campando por sus respetos, pero las españolas no se amilanaron y siguieron remando. Un codazo de Gruda en la cara de Ndour le supuso una antideportiva con la que España casi igualó el duelo (38-40, min. 22), pero la respuesta de Johannes y Miyen fue casi instantánea desde el triple para recuperar la renta gala en minuto y medio (38-48).

Las españolas no encontraban soluciones en ataque, y se quedaban sin Torrens, a la que señalaban una cuarta falta en ataque discutible. El 48-55 que señalaba el marcador al cierre del tercer cuarto no era una diferencia grande, pero a tenor de lo visto en el tercer parcial, parecía difícil de levantar para las españolas.

Sin embargo, al duelo le cambió la cara al estreno del último cuarto: Ndour reboteando y Cazorla acertando su primer triple de la noche, al que siguió una bandeja que hizo a la entrenadora gala Valerie Garnier parar el duelo (53-55). De repente, el juego interior galo no parecía tan inexpugnable. Volvió Johannes al duelo y Mondelo le puso encima a Queralt Casas y Laura Gil. La defensa salió y Cazorla volteó el duelo de tres (58-57, min. 36).

El escenario había cambiado. Pasó a un partido al límite, posesión a posesión. Con 62-61 y a 1:21 del final, Torrens cometió la quinta falta. Con 62-63, ni Ndour ni Gil lograron aprovechar dos rebotes en ataque, y sí acertó Johannes sobre la bocina para poner el 62-65 a 23,3 segundos del final.

Cazorla se jugó la posesión rápida, acertó y paró el siguiente balón francés con falta. Alix Duchet falló el primero, y las españolas volvían a tener el balón dos puntos abajo y con 16,6 segundos. Buscaron a la grancanaria en la esquina, pero el balón se le escurrió, Francia volvió a sumar desde el tiro libre y el último intento, de tres, de Cazorla, tampoco entró. El coraje no bastó para luchar por la segunda medalla olímpica.

– Ficha técnica:

64 – España (16+14+18+16): Domínguez (7), Ouviña (11), Torrens (10), Gil (4), Ndour (16) -quinteto inicial-, Carrera (2), Casas (2), Cazorla (12), Conde y Palau.

67 – Francia (21+15+19+12): Duchet (8), Michel (2), Williams (10), Miyem (9), Gruda (6) -quinteto inicial-, Chartereau (4), Ciak (1), Fauthoux, Johannes (18), Rupert (5) y Vukosavljevic (4).

Árbitros: Manuel Mazzoni (ITA), Andreia Silva (BRA) y Scott Beker (AUS). Eliminada por cinco faltas personales la española Alba Torrens (min. 38).

Incidencias: cuarto y último partido de los cuartos de final del torneo femenino de baloncesto de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, disputado en el Saitama Super Arena, sin espectadores por las medidas sanitarias contra la pandemia de coronavirus.

Miguel Ángel Moreno

generac-pwrcell-banners

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here