PANDEMIA EN GUATEMALA

0
930
Empleados funerarios retiran el cuerpo de un hombre de 73 años mientras un miembro de la Policía de Guatemala sanitiza la entrada de la casa donde vivía, en Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE/Esteban Biba/Archivo
Empleados funerarios retiran el cuerpo de un hombre de 73 años mientras un miembro de la Policía de Guatemala sanitiza la entrada de la casa donde vivía, en Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE/Esteban Biba/Archivo

Guatemala, 15 oct (EFE).- Las víctimas mortales por la covid-19 en Guatemala ascendieron este jueves a 3.453 personas en total, desde que el pasado 15 de marzo se hizo oficial el primer paciente fallecido, una cifra de decesos que se acerca a los 3.578 homicidios contabilizados durante 2019, según el Ministerio del Interior.

La tasa de muertes por la enfermedad del coronavirus llegó además a los 20,5 decesos por cada 100.000 personas en un país con más de 16 millones de habitantes, según la última actualización de datos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, la entidad rectora de la pandemia en el país.

Por su parte, la cartera del Interior calculó que el año pasado hubo 21 homicidios por cada 100.000 personas, un dato que continúa la tendencia a la baja observada desde 2009, cuando alcanzó las 49 muertes violentas por cada 100.000 habitantes.

El país centroamericano ha contabilizado el homicidio de al menos 60.000 personas en la última década, la mayoría con arma de fuego y en la impunidad, de acuerdo a registros oficiales e informes de entidades locales e internacionales que lo colocan como uno de los 15 países más violentos del planeta.

SIN SORPRESA

El hecho de contabilizar una cifra de muertes por la covid-19 similar a la de los homicidios vistos el año pasado es un hecho que, para la médica y exsecretaria general de Planificación de la Presidencia Karin Slowing Umaña, “era de esperarse”.

Con la pandemia, “era de esperar en general que hubiera un exceso de mortalidad este año”, reafirma quien la semana pasada presentó un estudio auspiciado por la Universidad de San Carlos (estatal autónoma) en el que se evidenciaba que hubo un “exceso de mortalidad” durante el pico de la pandemia, en junio y agosto pasados.

Según la investigación elaborada a principios de octubre por las médicas Slowing y Aída Barrera y por el ingeniero Óscar Chávez, hubo 6.799 muertes por arriba del promedio de fallecimientos por cualquier causa en dichos meses, en comparación a los últimos tres años (2017, 2018 y 2019).

“El estudio que hicimos lo muestra. La epidemia es un factor adicional en la tendencia histórica (de decesos), que no existía y que está teniendo un daño directo por muertes por la covid y un daño indirecto por mortalidad por otras causas”, subrayó Slowing para la Agencia Efe.

También, consideró que una vez liberadas las restricciones (el 27 de julio) y el confinamiento (el 1 de octubre) en Guatemala, “la violencia homicida podría repuntar. Se podrían exacerbar, pues hay más pobreza, más desesperación, y la ayuda y protección social fue precaria e insuficiente de la necesidad de la gente”.

PRONÓSTICOS ANTERIORES

El director ejecutivo de la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid-19 (Coprecovid), Edwin Asturias, indicó meses atrás que, según proyecciones de la Universidad de Washington en marzo pasado, la cantidad de muertes por la infección hubiera llegado a las 15.000 para el mes de octubre de no haberse aplicado restricciones y declarado obligatorio el uso de la mascarilla.

Asturias también subrayó que la misma casa de estudios estadounidense pronosticó, en los meses más agudos del contagio (junio y julio) que Guatemala pudo superar las 9.000 muertes, aunque las cifras oficiales distan de esa realidad estimada.

Slowing argumentó que las proyecciones se hacen “sobre una base de supuestos que se cumplen o no”, pero “en Guatemala, lo que se ha tratado de hacer es administrar la intensidad y matizar los efectos y lo han logrado a través de las definiciones de casos en la plataforma (de actualización de casos)”.

Asturias aseguró esta semana que un estudio de serología de usuarios de gimnasios en la Ciudad de Guatemala arrojó el estimado de que 1 de cada 9 personas en Guatemala se contagió de coronavirus en la primera ola de la pandemia y mencionó que aún no hay rastro de una segunda ola pero que esta se dará con “una escalada de casos, del porcentaje de pruebas positivas y de la ocupación hospitalaria”.

Guatemala ha contabilizado 99.756 casos positivos de la covid-19 acumulados desde que el pasado 13 de marzo el Gobierno hiciera oficial el primer contagio. En las últimas 24 horas se registraron 671 nuevos contagios.

Las autoridades observan, además, que la letalidad del virus alcanza el 3,5 por ciento del total de los casos positivos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here